miércoles, 11 de diciembre de 2013

Rafael Villarte nos ha dejado

     Hoy, nos ha dejado Rafael Villarte, así, de repente, sin aviso ni contraaviso, simplemente su corazón se ha roto de tanto que ha querido, de tanto que ha vivido, de tantas vibraciones de tambores en la madrugá del Rocio. Hoy Rafael se ha ido sin darse cuenta, que es como da gusto irse, para darse el gusto de disfrutar de la vida con todo tipo de lujos de los que no cuestan dinero. Así Rafael tuvo el gusto de ser guapo, guapo a rabiar, alto, hombretón, con una cara perfecta, pícara, alegre, con sonrisa del que sabe que lo es, guapo a rabiar. Tuvo el gusto de escuchar, cantar y bailar con los mejores rocieros y rocieras. Tuvo el gusto de elegir a la chica más guapa, sensible e inteligente. Y tuvo el gusto de educar a tres magníficos hijos agraciados con el don de la belleza, de la alegría, de la benignicidad y del amor a la vida que su padre desbordaba.


      Hoy estamos tristes, mucho, sobrecogidos por la ingrata noticia, preocupados, mucho, por esa esposa con la que ha compartido una vida de historia de amor, admiración y amistad, cuánto lo vas a echar de menos, Prima del alma, qué te puedo decir que alivie tu pena, si casi no puedo escribir porque la mía me nubla los ojos. Se que eres fuerte, porque has pasado y superado momentos difíciles, éste, seguro es el peor y no dudo que tus maravillosos hijos y tu nieto harán de estos largo desiertos de tiempo que el mundo te presenta, descansos del alma. Yo por mi parte sólo puedo decir desde la distancia que Te Quiero prima, Te Quiero mucho y lamento que vuestra familia tenga que pasar por unos momentos tan dolorosos, lo sé porque mi padre se fue igual que Rafael, lo mismo ya la están liando en el cielo, no me extrañaría que ya hubiera una caseta de feria, con buena barra, buen cante, Eugenio Venegas cortando jamón y Juan Venegas aliñando aceitunas, para celebrar la llegada de Rafael.

Marbella, 12 de Diciembre de 1013
Ana Eugenia Venegas

2 comentarios:

  1. Lo siento muchísimo, Ana, es une pérdida tremenda. No hay palabras para mitigar ese dolor. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Ayer fue un dia de esos que pasan sobre ti como una ola arrastrando todo los sentimientos que encuentra y dejando un mar de desolacion,que cuando sacas la cabeza del agua ves que nada es igual. La perdida de un amigo es algo que duele, te paraliza, no sabes el porque, te deja un vacio profundo, revuelve tus entrañas, se te seca la boca, humedecen los ojos y se te hace un nudo de dolor en la garganta que hace que vuelvas a replantear el sentido de todo. Rafael fue una gran persona que el corazon no le cabia en el pecho, que queria a su mujer como cuando comenzaba a nacer el amor entre ellos, sin perder un apice de ilusion y ganas de hacer cosas juntos, era ejemplo para sus hijos y amigo de sus amigos. Una gran persona se ha ido, y yo como creyente que soy solo pido que esté en el CIELO porque es el lugar donde van los buenos y Rafael era de los buenos,,, BUENOS. Adios amigo Rafael y que Dios te tenga a su vera.

    ResponderEliminar