jueves, 29 de septiembre de 2016

Emilio Sújar expone en Marbella su "Metamorfosis"

    Ayer se inauguró en el Centro Cultural Cortijo Miraflores la exposición “Metamorfosis” del pintor Emilio Sújar Romero que se mostró absolutamente generoso exhibiendo a los numerosos visitantes una colección que abarca su viaje a través del dibujo, el color y la necesidad de contar sus inquietudes.

     El artista fue presentado por D. Germán Borrachero, comisario de todas las exposiciones institucionales de Marbella y director del Museo del Grabado Español Contemporáneo. A la convocatoria acudieron conocidos pintores como Felipe Romero, Sánchez Gil, Pedro Molina, el escultor Felix Martín, compañeros de su trayectoria musical como Erick Müller, el crítico del diario Sur José Manuel Sanjuan, el responsable del área de Diversidad del Ayuntamiento Juan Carlos Suffo, gente del teatro, de las artes y de la docencia, amantes de la cultura que se dieron cita en el citado centro expositivo para disfrutar de las obras de Emilio y de su recorrido didáctico, que el propio artista hizo, sobre ellas, en un derroche de argumentos sobre sus objetivos conceptuales y técnicos.

     Emilio Sújar es un artista que tiene mucho que contar y que pese a desenvolverse en un tiempo en que lo que se cuenta, a veces, no es tan importante, él no se conforma con la abstracción absoluta pues le faltan signos para expresar lo que le urge decir. Es por eso que el figurativismo y sobre todo la imagen del ser humano acaban tomando el poder de sus obras para mostrarnos historias humanas, de relaciones patológicas o no.


    La muestra presenta obras a modo de retrospectiva de las diferentes líneas de trabajo, series y temas en los que el artista ha ido investigando y que sigue trabajando y desarrollando en la actualidad. De técnicas también variadas, predominan en ellas los óleos, acuarelas y técnicas mixtas, con lavados de tinta y acuarela sobre carbón y gesso y óleo con medio a la cera).

     En la retrospectiva encontramos guiños a pintores en los que ha bebido con  avidez. La presencia de Velázquez se siente con puertas abiertas al fondo, Warhol se interpreta con autorretratos seriados, el Expresionismo aborda muchas de sus obras con colores y trazos, el Clasisismo impregna los desnudos, Sorolla se siente presente por mucho que los colores lo estén evitando, porque Emilio es capaz de crear ambientes que inspiran otros, sin ni siquiera compartir la paleta de color, es capaz de hacer sepias sin sepias.  

    Por otra parte el artista tiene una historia que compartir, y a pesar de que nos la contó, cada uno puede vivir las obras desde su background. Un asistente me habló de relaciones homosexuales e incluso de parafilias de sumisión y puede ser, hay símbolos que te pueden inquietar desde el punto de vista del poder, aunque no hay porqué llevarlo al tema sexual, quizás, desde mi punto de vista, el autor pretende mostrar su concepto de la moral, no siempre, ni es maniqueo, sólo en momentos en los que sí es importante lo que el ser humano ha hecho de sí mismo en su vida, “La Divina Comedia” que fascinó a Emilio desde pequeño lo lleva a mostrar su purgatorio, un mundo de pederastia donde el verdadero castigo es la pérdida de inocencia de los infantes, o un infierno en el que el hombre se enferma y se debilita, se pierde por agujeros, un concepto de infierno donde el ser humano deja de serlo, de tener su fuerza, su energía, su capacidad de cambiar la realidad.

    No podían faltar dos de sus motores, el retrato en la pintura y la música en la pintura y fuera de ella. De modo que Emilio se retrata a sí mismo con caña, que ya hay que tener pulso, porque Sújar no pinta de imagen fotográfica, siempre lo hace de apuntes o del natural y se ha atrevido a traer dos trabajos de autorretratos que reflejan el paso del tiempo pero también, el crecimiento interior, la biblioteca que hace al ser humano sentarse en un sofá a contemplar y relacionar con todo lo que ya ha acumulado dentro. En cuanto a la música se percibe y no sólo en las muestras figurativas, el trazo de Emilio es muchas veces como halo dejado por la batuta de un director de orquesta, se puede ver la melodía y a veces les pone letra, que se deslizan en una pincelada como salida del instrumento del Falutista de Hamelín.


    La exposición “Emilio Sújar Romero. Metamorfosis” podrá ser visitada en el Centro Cultural Cortijo Miraflores hasta el próximo 28 de octubre, de lunes a viernes, en horario de 09.00 a 20.30 horas. Vayan a verla es interesante.

Texto y maquetación: Ana E.Venegas
Fotografía: José A.Correa


















2 comentarios:

  1. NOTO CIERTA DERIVA A MODO DE PRODOMOS CERCA DE LO LAS CAPAS MAS PROFUNDAS ,NO REALES DE NUESTRO PENSAR COTIDIANO INTERESANTE , QUE PUEDE SER INTERESANTE

    ResponderEliminar
  2. NOTO CIERTA DERIVA A MODO DE PRODOMOS CERCA DE LO LAS CAPAS MAS PROFUNDAS ,NO REALES DE NUESTRO PENSAR COTIDIANO INTERESANTE , QUE PUEDE SER INTERESANTE

    ResponderEliminar