lunes, 31 de julio de 2017

“Arte y SIDA en Nueva York, La Pasión Gay de Delmas Howe” del Doct. José Luís Plaza Chillón en Marbella, con conferencia ad hoc en vídeo


La imagen puede contener: 3 personas, texto    José Luís es un erudito, un hombre arrebatado por las artes y la literatura, un aleph de conocimiento que además tiene la generosidad de compartir con sus alumnos y sus lectores. Este jienense afincado en Marbella está en estos días recorriendo el orbe dando a conocer una injusticia social a través de lo que mejor conoce, el arte. Le acompaña una obra mayúscula “Arte y  SIDA en Nueva York, La Pasión Gay de Delmas Howe” en la que comprobamos con estupor la terrible reacción de la sociedad ante la proliferación del SIDA en unos años en los que el miedo nos acorraló a todos.
La imagen puede contener: una persona, sentada e interior
    El Centro Cultural Cortijo Miraflores de Marbella acogió la primera y más meritoria de las presentaciones de libros de la Feria Anual. El Editor Andrés García Baena presentó el evento cultural y confesó haberse entusiasmado con la “magistral presentación con elementos de estética, arte, metafísica, teología y materia LGBTI”. Además, en la mesa, les acompañaba el profesor de Lengua y Literatura Ramón Soto, especializado en literatura americana posmoderna, un concepto, el de Postmodernidad, importantísimo para comprender el ensayo del autor y la obra a la que se refiere en él.
La imagen puede contener: 2 personas, interior    El ensayo de Plaza Chillón es una narración documentada que nos avergüenza pero que también nos enseña mucho, nos hace reflexionar, comprender, compadecer, amar y proponernos no volver a repetir conductas individuales y sociales como las que nos alejaron del amor religioso al prójimo, de la tolerancia progresista y de los derechos fundamentales de las personas.  ¡Qué mal nos portamos la mayoría!, la verdad es que el miedo era terrible, nadie sabía cómo se contagiaba y el hecho de que la mayor parte de enfermos fuesen gays o drogodependientes activó la excusa para limpiar conciencias, los infectados eran unos “degenerados” que pagaban por sus pecados y por  su vida disoluta. Una auténtica tortura para personas enfermas, aterrorizadas y además excluidas. Además, como bien dice Plaza Chillón fue una tremenda injusticia, porque se les acusó de extender la pandemia que aún asola países subdesarrollados de África.

Imagen relacionada    El Doctor Plaza Chillón es un investigador que ha recorrido los mejores museos del mundo, fue en el Leslie Lohman Museum of Gay and Lesbian Art donde pudo disfrutar de la obra de Delmas Howe y especialmente “La Pasión Gay”, una serie que juega con los conceptos de la imagen patriótica del vaquero y los de la Pasión de Cristo, con estos dos puntos de partida, Delmas Howe “vuelve al orden” figurativo poniendo su contrapunto revolucionario en los conceptos que las obras trasmiten. Este posmodernismo howeiano nos enfrenta con imágenes de vaqueros rudos con una enorme carga sexual, hombres de pelo en pecho con actitudes y físicos cárnicos, que además sufren las estaciones de la Pasión de Cristo en su repudio social, en su dolor físico, en su angustia ante la muerte.

     Os recomiendo este libro en el que comprenderéis la liberación gay y sus actividades en lugares cercanos a los muelles de Nueva York, la idea de la Posmodernidad en el arte, la obra reactiva de Delmas Howe y de otros muchos artistas necesarios para comprender el arte contemporáneo. Sin duda, esta obra no te dejará indiferente, te herirá, te herirá profundamente, pero, no por el desnudo ni la ostentación falocrática, sino por el espejo irremediable que nos devuelve. Una cuestión es irremediable, después de leerla, de verla, de disfrutarla, serás mejor persona.

    Os dejo la conferencia de José Luís Plaza Chillón sobre arte y Sida, muy complementaria a esta información de la obra. Este acto fue patrocinado por Concordia, la asociación contra el SIDA y AMUM, La Asociación de Mujeres Universitarias de Marbella. Y fue celebrada en 2015, en plena investigación del autor sobre el Arte y el SIDA: 


No hay comentarios:

Publicar un comentario