miércoles, 16 de mayo de 2018

Encuentros que Amparo de la Gama y Josefina Lamas, “El lenguaje de los huesos”



    Acaba de celebrarse uno de los Encuentros que Amparo de la Gama organiza en los que podemos escuchar la experiencia y los trabajos publicados de muchos personajes y escritores. En esta ocasión hemos tenido la interesante conversación que la periodista ha mantenido con la antropóloga forense Josefina Lamas y a la que han titulado “El lenguaje de los huesos”. La cita ha sido en la terraza del Restaurante Marrush de Puerto Banus que se encuentra en la fachada principal de los Cines Teatro Goya.

    Gracias a esta cita hemos podido descubrir cuestiones tan esclarecedoras como que la profesión de Antropólogo forense no se aprende en las universidades españolas, se consigue ser considerada como tal por la experiencia adquirida en el trabajo y por supuesto por su titulación como Licenciada en Medicina y Cirugía. No es baladí este conocimiento ya que algunos medios de comunicación de índole escandaloso dudaron de la capacidad de esta profesional al no poseer el título y es que en España no lo tiene nadie.

    También hemos aprendido el protocolo más ordinario para la identificación de una persona sin tener que colapsar los laboratorios genetistas. En el 11 M, caso en el que trabajó, más del 80% de las víctimas se identificaron en menos de 48 horas gracias a una sencilla prueba con huellas digitales. Si no es posible encontrar estas muestras, se puede acudir a la arquitectura dental de las víctimas y por supuesto a las pruebas de ADN cuando sea necesario.

    El público, que abarrotó la terraza de Marrush no pestañeó ante la información de que los huesos nos pueden ofrecer a falta de tejidos blandos, podemos conocer la edad, las carencias alimenticias, si han sido maltratados, si han tenido fracturas, cuántos hijos han tenido si es una mujer… y todos estos datos la Doctora Lamas los ilustró con ejemplos de casos en los que ha intervenido o ha estudiado.

    Josefina Lamas también admitió que más de un expediente no había conseguido resolverlo, “no se tiene tanta suerte como en las películas” de encontrar el pelo justo en el lugar adecuado o el tóxico causante de la muerte, porque en realidad y que no se enteren los malos hay muchos que no se pueden conocer, pero de todos ellos la forense hablaba con nostalgia y aceptación.

Resultado de imagen de antropologia forense    En un momento dado, Luisa Bouloh, propietaria de Marrush nos sorprendió con un esqueleto en el que la antropóloga forense leyó el sexo por la pelvis y la apófisis occipital, la edad por la apertura de los huesos, la raza por ciertos rasgos orbiculares… Además, ocurrió un hecho hilarante, es que Luisa al transportar al pobre Pepito Skeleton le cambió la pierna derecha por la izquierda, detalle que no apreció nadie excepto la forense que devolvió al esqueleto su dignidad ósea.

    Me hubiera gustado grabar esta conversación pues me pareció uno de los Encuentros más interesantes que ha traído Amparo de la Gama pero claro, se trataron temas en los que habían trabajado las fuerzas de Seguridad del Estado y nos pidieron que no lo hiciéramos.

1 comentario:

  1. el lenguage de los huesos pero qué significa exactamente Amparo de la Gama debe ser toda un erudita en estos temasPatricia Rivera Armesto

    ResponderEliminar