domingo, 8 de diciembre de 2013

Nelson Mandela y Blanca Molet

Estoy tan agradecida a la vida, en estos momentos en que el mundo llora la desaparición del icono de la lucha contra el Apartheid en Sudáfrica, Nelson Mandela, yo tengo la suerte de compartir muchos momentos de tertulia y eventos culturales con una persona que fue protagonista y testigo de momentos tan importantes como el sufragio que llevó al Premio Nóbel a la presidencia de Sudáfrica. Mi Admirada Blanca Molet ha sido testigo de los acontecimientos más importantes de finales del siglo XX como destacada trabajadora de la ONU.  En estos momentos se encuentra en su residencia de Marbella y ha sido tan amable de escribir unas líneas recordando al desaparecido héroe sudafricano.

YO CONOCI A NELSON MANDELA 

 Ha transcurrido un día escaso desde que el mundo diera su adiós al hombre inigualable e inconmensurable que ha sido Nelson Mandela. Dignatarios del mundo entero le han dedicado elogios certeros y entusiastas, pero sin duda han sido las palabras del Secretario General de la ONU, Ban-Ki-Moon las que mas me han impactado: 

"Nelson Mandela ha sido una figura única en la escena internacional: un hombre de serena dignidad y hazañas descomunales, un coloso de la justicia y una fuente de inspiración para todos por su sencillez y talla humana". 

 No deja de ser de enorme trascendencia para mi, que la vida me situara en 1994 en Sudafrica. Allí me enviaron las Naciones Unidas como "Observadora Internacional" para las Elecciones que se iban a celebrar y que convirtieron a aquel hombre bueno, a aquel hombre de raza negra en Presidente de su Nación tras haber estado Prisionero durante 27 años. 


 No conservo mas que recuerdos imperecederos de mi experiencia durante aquellas elecciones. El gozo de los sudafricanos ante sus primeras Elecciones Generales se hacía patente en todo y contagioso , su enorme entusiasmo. 

 Recuerdo el primer el día de las votaciones, cuando primero acudieron los ancianos, enfermos y personas con discapacidad que obviamente mostraban signos patentes de nunca haber recibido cuidados médicos ni de ninguna otra clase. Este era el desolador escenario. Entonces el Presidente de una Mesa por cuyo recinto yo me paseaba, acudió a mi para que le ayudara a ratificar el voto de una viejecita sin dientes y casi ciega que no lograba aclarar su voto. El presidente le decia: "Mummy whom do you want to vote for" (Abuelita, por quien desea votar) y contestaba "for the old man" (por el hombre viejo). Mi deber era insistir para asegurar la limpieza del voto. Le enseñamos la lista de todos los candidatos, cuyas fotos aparecían al lado de cada partido, la viejecita se acerco la papeleta a los ojos y exclamo: " but they are all old" (pero si son todos viejos)...yo insistí y entonces estampo un dedo sobre el rostro de Mandela. "Is it valid?" me pregunto el Presidente (es valido?) "and how" ("cómo no!") le respondí. Sentí un estremecimiento en mi cuerpo y la sensación de que un pie fuerte y decidido había aplastado con furia, como si fuera un asqueroso insecto al Apartheid para siempre. 

 Pasaron los años y ya jubilada, la ONU me contrató para asistir a las celebraciones del Milenio del año 2000 en NuevaYork, debido sin duda a mi experiencia años atrás en el Departamento de Protocolo. Acudieron mas de 120 dignatarios: Jefes de Estado y de Gobierno del mundo entero.Fue algo memorable. Un día por casualidad, apercibí a Nelson Mandela que salía de la Asamblea General y se disponía a abandonar el edificio. Me dije a mi misma: "esta es la mía" pues descendía lentamente por las escaleras mecánicas protegido por dos tremendos guardaespaldas. Aún recuerdo el gesto con que me fulminaron aquellos hombres si me atrevía a acercarme. Menos mal que llevaba encima nada menos que tres acreditaciones pero no obstante trataron de disuadirme. Yo le esperaba al pie de las escaleras y sin temor alguno, avancé decidida hacia el y le dije " Sr. Presidente tuve el honor de estar presente en Sudáfrica durante las Elecciones de 1994, algo que jamás olvidaré y le dije "you are my hero" (usted es mi héroe) Me tomó ambas manos y agradecido esbozó una amplia y agradecida sonrisa: 

 "La sonrisa de Mandela". He tenido este privilegio y muchos otros durante mi carrera en la ONU pero este fue trascendental para mi. Todos ellos han marcado de por vida, mi vida.

 Blanca Molet Giron Tesorera de AMUM Marbella
 7 de Diciembre 2013

 El legado de Mandela es muy bello. Estas son sus palabras: 
"Durante toda mi vida me he consagrado a la lucha del pueblo africano. He luchado contra el dominio blanco.Y he luchado contra el dominio negro He perseguido el ideal de una sociedad democrática y libre en la que todas las personas puedan vivir juntas en armonía y con iguales oportunidades. Es un ideal para el que espero vivir y que espero conseguir, pero si hace falta, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir" 

Nelson Mandela

No hay comentarios:

Publicar un comentario